viernes, 18 de febrero de 2011

Betta splendens

También llamado Luchador de Siam o Guerrero de Siam o símplemente, Betta.

Hace una semana añadimos este pez a nuestro pequeño hábitat. En internet abunda información sobre esta especie al ser muy común en acuarios, por lo que no nos centraremos mucho en su descripción.

Destacar que existe todo un mundo en cuanto a variedades, de aletas y color, existiendo ejemplares de aletas cortas (Plakat), atiendo a la aleta caudal corona, velo, halfmoon (media luna) o doble cola; y colores, de todos los gustos.

El nuestro podemos decir que del tipo cola de velo, y que tiene un color base azul y rojo por encima de este, que se observa en los radios de la aleta caudal, en la aleta anal y en las pectorales, acabando estas últimas con una pequeña porción blanca.


Es un pez muy territorial, no pudiendo llegar a coexistir dos machos juntos, y machos con hembras en proporción 1:3 en acuarios grandes y densamente poblados, aunque no es aconsejable. Si habitan dos machos juntos, lucharán hasta la muerte.

Nuestro ejemplar, el cual nos regalaron, es muy tranquilo y debido a su aleta anal de gran tamaño la cual dificulta el nado, está normalmente parado en la superficie, apoyado en la parte superior del filtro, lugar en donde no llega bien la luz, por lo que es difícil sacar buenas fotografías. Aquí, las más decentes:


Los dos colores principales, azul y rojo, junto con las puntas blancas de las aletas pélvicas, hace que sea un ejemplar muy bonito. Las fotografías no hacen justicia a su verdadero aspecto.

Señalar por último, la reproducción del betta. El macho hace un nido de burbujas para proteger los futuros huevos. Posteriormente, abrazará a la hembra debajo del nido y fecundará los huevos que saque esta, para luego colocarlos en el nido de burbujas. Será principalmente el macho quien cuide de ellos, teniendo que separar la hembra para que no sea atacada. Los alevines, cuando empiecen a nadar horizontalmente será peligroso tenerlos junto al macho, por lo que habrá que separarle también. No vamos a explicar más del proceso, solo estos datos puntuales, ya que se extendería considerablemente el artículo.

Hemos comentado la reproducción porque esta tarde, al cortar las plantas hemos visto el nido, señal de que el macho se encuentra bien y a gusto con el entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada